La memorización es un aspecto muy importante en el proceso de aprendizaje porque es lo que finalmente te permitirá hacer uso de la información aprendida y utilizarla como creas necesario, lo cual es lo que se persigue con el estudio ¿Verdad?

Cuando te encuentras frente a un nuevo material, como puede ser un capítulo de biología celular por ejemplo, debes tener muy claro que al estudiar ese contenido (o cualquier otro) te encontrarás con dos tipos de datos:

  • Datos que puedes almacenar fácilmente debido a que pueden ser razonados. Es decir, podrás recordarlos gracias a las relaciones lógicas que existen entre ellos; por ejemplo, recordarás fácilmente que una mitocondria es un organoide que se encuentra al interior de una célula, y que su función es producir energía para la célula, porque esto es algo que guarda una cierta lógica, lo que te permite COMPRENDER esta información y memorizarla.
  • Datos que no se pueden razonar ni relacionar con el contenido, como los datos numéricos, fechas, términos técnicos, nombres de personas, etcétera; en nuestro ejemplo podemos encontrar la palabra organoide. Estos datos no son tan fáciles de memorizar, pero puedes valerte de algunas técnicas como la repetición, o asociación de los datos nuevos con algún dato que ya tengas en tu memoria.

 

Lo importante aquí es que veas con claridad la diferencia entre estos dos tipos de datos, y utilices este conocimiento al estudiar.

¿Cómo debes estudiar entonces?

 

Siempre que debas aprender un nuevo material debes comenzar por darle un vistazo rápido a todo el material, para que te hagas una idea de todo lo que encontrarás y puedas organizarte antes de comenzar, dividiendo el material en partes más fáciles de abordar. Luego debes tomar la primera parte que hayas seleccionado y leerla de principio a fin sin detenciones para que introduzcas a tu mente el marco general del contenido; con esto comenzarás a razonar los aspectos generales del contenido. Posteriormente deberás volver a leer este material, pero esta vez debes enfocarte en comprender cada uno de los detalles y destacar los datos que no se pueden razonar para que puedas volver a ellos posteriormente con la intención de memorizarlos. Es decir, primero debes comprender las generalidades del contenido, luego debes comprender los detalles más importantes; y deberás dejar para el final la memorización de los datos que no se pueden razonar.

 

Espero que esta información te sirva de mucha ayuda; y te invito a que me dejes un comentario sobre este artículo que acabas de leer y me cuentes sobre tú principal problema o preocupación, a la hora de aprender, YO personalmente contestaré sus preguntas y comentarios.

Muchas Gracias,

Claudio Ibarrola

Si deseas Compartir Este Artículo Haz Click en la Red Social o Proveedor de Correo de Tu Preferencia…

 

Acerca de chid27

Ingeniero Civil Industrial con un Gran Interés por las Metodologías de Aprendizaje Eficientes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s