Existen dos tipos generales de memoria, la memoria de corto plazo (también conocida como temporal o inmediata); y la memoria de largo plazo. La memoria temporal funciona como una especie de compartimento donde se almacena la información por unos segundos, la cual podrá seguir dos caminos:

1. Puede ser olvidada de manera inmediata después de esos segundos, como sucede cuando memorizamos por un momento un número telefónico que utilizamos una sola vez.

2. O puede ser traspasada a la memoria de largo plazo, con la ayuda de un método de fijación.

Por lo tanto, es claro que para aprender algo, debes conseguir que la información pase a ser parte de tu memoria de largo plazo, y que además puedas evocar fácilmente estos conocimientos para utilizarlos cuando los necesites. Por lo tanto, el objeto de estudiar es fijar los nuevos conocimientos por un periodo de tiempo, que dependerá de la forma en que los hayas aprendido.

¿Cómo se puede fijar en la memoria de largo plazo, la información recibida en la memoria temporal?

Existen tres formas principales:

1.      La primera es la repetición, y esto lo puedes constatar fácilmente cuando te das cuenta que aquel número telefónico que has marcado en varias oportunidades lo has aprendido de memoria, sin que hayas hecho ningún esfuerzo consciente. La repetición es una muy buena forma de aprender algo, sin necesidad de que exista algún tipo de comprensión. De hecho, de niño debes haber utilizado la repetición para aprender una poesía, y ahora más adulto seguramente debes haber aprendido alguna de tus canciones favoritas de memoria, sin que en ningún momento se haga necesario utilizar el raciocinio para este efecto, sólo repetición.

2. La segunda forma de fijar la información corresponde al uso del razonamiento, y para esto es necesario que profundices en cada uno de los aspectos del contenido, y busques todas las relaciones que puedas encontrar con los contenidos que ya has adquirido. Aquí la idea, es lograr integrar este nuevo conocimiento de la manera más profunda posible. Y para esto lo mejor es que interactúes de distintas formas con los nuevos conocimientos; esto es, poniéndolos en práctica, enseñándoselos a un compañero, comparándolo con un tema anterior, haciendo un resumen, haciendo un esquema, etcétera.

3. La tercera forma se refiere a la capacidad que tiene la nueva información de destacarse de todo lo demás. Mientras más te llame la atención algo nuevo más fácil te será recordarlo. Puedes pensar por ejemplo, en una visita a una fábrica de chocolates, las vacaciones es Brasil, o la vez que perdiste algo valioso; en las cuales recordarás muchos detalles de cada acontecimiento, como el proceso de fabricación del chocolate, las principales atracciones turísticas de Brasil, y los acontecimientos previos y posteriores a la vez que perdiste eso tan valioso. Por lo tanto, cualquier cosa que llame poderosamente tu atención quedará almacenado en tu memoria de largo plazo de forma indefinida; sin que debas hacer un gran esfuerzo.

Espero que esta información te sea de utilidad y te invito a que me dejes un comentario sobre este artículo que acabas de leer y me cuentes sobre lo que más te preocupa a la hora de aprender, YO personalmente estaré contestando sus preguntas y comentarios.

Muchas Gracias,

Claudio Ibarrola

About these ads

Acerca de chid27

Ingeniero Civil Industrial con un Gran Interés por las Metodologías de Aprendizaje Eficientes.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s