Muchas veces nuestra productividad se ve afectada por el perfeccionismo. Lo que sucede es que el perfeccionismo le quita fluidez a tu ritmo de trabajo, e incluso puede ocasionar que te detengas por completo, ya que sientes que lo que acabas de hacer tiene muchos errores, o no está perfecto. Dicho en otras palabras, el perfeccionismo hace que frenes tu acción con la excusa de que hoy no tienes todo lo que se necesita para terminar con la tarea; y lo que te falta puede ser conocimiento, tiempo, ganas, etcétera. Mi objetivo de hoy es hacerte consciente de este problema para que evites ser presa de sus consecuencias, y aumentes tu productividad, ya que el ser perfeccionista es como viajar en automóvil con el freno de mano puesto.

¿Qué es el perfeccionismo?

El perfeccionismo es una forma de miedo que hace que nunca estés totalmente conforme con el resultado de lo que acabas de realizar; es decir, te hace pensar que debes mejorar lo que acabas de hacer antes de presentar o entregar ese trabajo o tarea terminados. Esto ocurre sobre todo cuando trabajas contra el tiempo. Lo peor de esto es que muchas veces pasan muchos días en los que no haces nada para “mejorarlo” porque el miedo te detiene, y esto es lo que más causa la baja de productividad; cómo ves puede ser algo muy perjudicial. Por ejemplo, te aseguro que en la mayoría de las ocasiones en que tengas que estudiar un tema determinado para rendir un examen, sentirás que todo sería mucho mejor si sólo contaras con uno o dos días más para prepararte mejor antes de rendir dicho examen, ya que hoy no te sientes completamente preparado… ¿Te parece conocido esto?

 

Para evitar ser presa del perfeccionismo te voy a entregar dos consejos:

 

  1. Divide la tarea que debes realizar en partes fáciles de realizar, es decir, en partes que a tus ojos no representen un reto inalcanzable. No es lo mismo estudiar para un examen todo el contenido en una noche, que dividirlo en tres sesiones de estudio de tres horas ¿Verdad? Si exageras en el tamaño de la tarea a realizar, antes de comenzar estarás totalmente agotado.
  2. Lo segundo que debes hacer es planificar cada uno de los pasos que darás en el tiempo que has asignado para tus sesiones de estudio. Esto es, si dividiste el tiempo para estudiar un examen en tres sesiones de tres horas cada una; lo debes hacer ahora es anotar específicamente lo que harás en cada sesión para cumplir totalmente con tu objetivo final (que es prepararte adecuadamente para rendir el examen) al terminar todas las sesiones de estudio. Esto puede ser algo como lo siguiente: En la primera sesión puedes estudiar dos de los cuatro capítulos; en la segunda sesión puedes estudiar los dos restantes capítulos; y en la tercera sesión puedes repasar los puntos más importantes de tu resumen.

 

Por lo tanto, no dejes que la perfección te paralice…concéntrate en la ejecución.

 

Te invito a que me dejes un comentario sobre este artículo que acabas de leer y me cuentes sobre tú principal problema o preocupación, a la hora de aprender, YO personalmente contestaré sus preguntas y comentarios.

Muchas Gracias,

Claudio Ibarrola

Nota: Artículo basado en las enseñanzas de Carlos Gallego.

Si deseas Compartir Este Artículo Haz Click en la Red Social o Proveedor de Correo de Tu Preferencia…

 

Anuncios

Acerca de chid27

Ingeniero Civil Industrial con un Gran Interés por las Metodologías de Aprendizaje Eficientes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s