Hoy quiero explicarte de forma general las tres maneras en que nuestra mente puede memorizar los datos de un contenido. La utilización de una u otra forma, dependerá principalmente de las características del contenido y de los objetivos que te hayas planteado; en la mayoría de las ocasiones deberás combinarlas. Es importante ser consciente de esto, para abordar cada material adecuadamente; pero antes de comenzar, quiero destacar que cada vez que necesites aprender algo nuevo siempre debes ir de lo más general a lo particular. Es decir, si quieres aprender sobre la célula deberás comenzar por su definición, luego debes conocer sus partes principales de manera general, y una vez que tengas claro el contexto podrás profundizar en mayores detalles como sus orgánulos y funciones de cada uno; esta es la forma correcta de hacerlo.

La primera forma de memorizar es el razonamiento, es decir, el análisis profundo de las relaciones que existen entre las partes del contenido. El razonamiento tiene que ver con la comprensión de la materia que estés estudiando, se trata de que entiendas la lógica de ese contenido. Por ejemplo, cuando estudias matemáticas te basas principalmente en el razonamiento para memorizar lo que debes aprender, y una vez que comprendes la lógica de lo que estas estudiando, puedes deducir fácilmente los pasos que debes ejecutar para dar solución a un problema determinado, porque ya comprendes el mecanismo. De hecho, incluso serás capaz de deducir cosas que aún no has estudiado basándote en los conocimientos que ya manejas.

La segunda forma de memorizar es la repetición, cada vez que realizamos una actividad de manera similar terminamos memorizándola. Por ejemplo, es posible que no sepas nada sobre generadores eléctricos industriales, pero si un operario te enseña la secuencia que debes seguir para ponerlo en funcionamiento, después de tres o cinco repeticiones podrás hacer el procedimiento sin ningún apoyo. De igual forma, si quieres aprender el material que se te entrega en un video, también deberás repetirlo, al menos, tres veces para dominarlo de manera aceptable, e idealmente deberás repetirlo cinco veces para obtener hasta el último detalle. Lo que yo hago en estos casos es ver los videos dos veces, posteriormente pongo en práctica lo que aprendí y los vuelvo a ver una o dos veces más para afinar detalles.

La tercera forma de memorizar es cuando algo se destaca o sobresale de entre lo habitual, es decir, memorizamos fácilmente aquellos hechos que nos sorprenden junto a las cosas que sucedieron cerca de ese momento, como por ejemplo cuando fuiste a una ciudad por primera vez, es muy probable que recuerdes muchos detalles del clima, el automóvil en que llegaste, quien te acompañó, cuanto se demoró el viaje, en que época del año fuiste, que ropa llevabas, que comiste, etcétera. Otro caso podría ser cuando te sucede algo inesperado como por ejemplo, encontrarte con una amiga o amigo de la infancia, y en este caso también recordarás todos los detalles de este encuentro. Lo que sucede, es que en estos casos nuestra atención se hace mucho más aguda, y esto nos permite almacenar muchos más detalles sobre esta experiencia.

Te invito a que me dejes un comentario sobre este artículo que acabas de leer y me hables sobre tú principal problema o preocupación, a la hora de aprender, YO personalmente contestaré sus preguntas y comentarios.

Muchas Gracias,

Claudio Ibarrola

Anuncios

Acerca de chid27

Ingeniero Civil Industrial con un Gran Interés por las Metodologías de Aprendizaje Eficientes.

»

  1. Buenos dias,

    Después de leer tu articulo que aclara muy bien los tres grandes grupos de memorización ami me aclaro una cosa ; como y cuando organizar los datos y técnicas para memorizar y por que motivo. Lo cual se agradece. Posdata; añadiré su web a mi blogroll de blogger.

    Un saludo.

  2. VALER BACALE dice:

    Me encantaria agradecerle por su buena explicacin referente a este puntO.Pero tambien me gustaria saber que puedo hacer para estar mas concentrado cada vez que estudio

    • admin dice:

      Hola Valer, para lograr concentrarte debes seguir el siguiente procedimiento:
      Toma el primer capítulo o trozo del tema que deberás estudiar y comienza obligándote a leer con total atención sólo el primer párrafo, de tal forma que al terminar de leerlo puedas repetir con tus propias palabras lo que acabas de aprender. Luego has lo mismo con el segundo y luego con el tercero, y sin darte cuenta entrarás en un estado de total atención en lo que estás leyendo y te olvidarás de todo lo que se encuentra a tu alrededor; a partir de aquí podrás mantener este estado de atención por unos 25 minutos y a continuación deberás descansar. Casi siempre es el cansancio el que te da la señal (picor de ojos, pesadez en la cabeza, extremidades acalambradas), y es justo en ese momento cuando debes detenerte por unos 5 ó 10 minutos para volver a comenzar el proceso inicial, el cual, ahora te será más fácil. Aprovecha el descanso para ingerir agua y frutas. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s