Hoy quiero dedicar este artículo a la planificación; específicamente a uno de los detalles más importantes que debes tener en cuenta para, de verdad, cumplir con lo que planificaste para un periodo en particular; y concluiré sugiriéndote cuatro pasos que deberás seguir para enfrentar tus sesiones de estudio. Este detalle, es la parcialización de las tareas en unidades fáciles de cumplir, y que ocupen un tiempo estimado de máximo una hora en terminarlas. La razón de utilizar una hora, como periodo de tiempo estándar, es que este es el periodo de tiempo en que comúnmente podemos mantener un estado de concentración óptima. No olvides que antes de continuar con la siguiente hora debes descansar entre cinco y treinta minutos, dependiendo de tu nivel de agotamiento.

Más de una vez, debes haberte enfrentado a una tarea en que estimaste un tiempo mucho menor a lo que realmente tardaste en concluirla. Esto es algo muy común, y la verdad resulta muy difícil estimar con precisión, cuando se trata de una tarea que no es repetitiva. Al hablar de una tarea repetitiva, me refiero a una tarea que haces de forma similar en todas las ocasiones, sin excepción; por ejemplo, darte una ducha, o almorzar. Por lo tanto, resulta poco común que te encuentres con tareas repetitivas en tus actividades académicas, porque casi siempre, desconoces los obstáculos que encontrarás. Así, lo único que puede ayudarte a cumplir, de verdad, con lo que planificaste es que dividas cada tarea en unidades que puedan ser cumplidas en un tiempo estimado. Por ejemplo, si tienes que estudiar un capítulo de economía, puedes dividirlo en dos o tres partes de una hora dependiendo de lo que estimes de acuerdo a tu experiencia; y es la experiencia la que te permitirá obtener gradualmente una mayor precisión.

Otro punto importante, y siguiendo con este mismo tema, es que las partes en que dividiste la tarea pueda, de verdad, ser cumplida en el plazo estimado; puedes aceptar, naturalmente, una diferencia en esta estimación que no debería ser más allá de veinte y cinco minutos como máximo; diferencia que depende de causas difíciles de ponderar con anticipación. Debes, además, utilizar este periodo de tiempo para que te incentive a dedicarte en un cien por ciento en la tarea que debes terminar. Recuerda que cuando le pones la hora específica de inicio al espacio temporal que planificaste, se cumplirá, hagas o no lo que tengas que hacer; y aunque puedes utilizar la siguiente hora para realizar esta tarea, habrás perdido tu mayor bien que tienes en esta vida…el tiempo. El dinero puede recuperarse, pero el tiempo no.

En resumen, la próxima vez que planifiques lo que harás en tus periodos de estudio diario, debes hacer lo siguiente.

  1. Analiza con detenimiento todo el material que debes estudiar.
  2. Divide todo el material en partes posibles de cumplir.
  3. Organiza tus siguientes sesiones de estudio de acuerdo a lo que estimaste, con lo que sabrás cuantos días te tomará estudiar todo el material, de acuerdo a las horas de estudio diarias que establezcas.
  4. Y comienza a estudiar lo que te corresponde para ese día en particular.

Te invito a que me dejes un comentario sobre este artículo que acabas de leer y me cuentes sobre tú principal problema o preocupación, a la hora aprender, YO personalmente contestaré sus preguntas y comentarios.

Muchas Gracias,

Claudio Ibarrola

Acerca de chid27

Ingeniero Civil Industrial con un Gran Interés por las Metodologías de Aprendizaje Eficientes.

Un comentario »

  1. karelis dice:

    excelente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s