Hoy quiero tocar el tema de los hábitos que cada uno de nosotros ha incorporado a su rutina diaria, y que son responsables de los resultados de largo plazo que obtenemos en cada una de las metas que nos hemos planteado; y los pasos que debes seguir para cambiar aquellos que no te agradan. Un hábito es una actividad que repetimos con cierta regularidad, y que no se nos dificulta hacerlo. Por ejemplo, podemos tomar el hábito de lavarnos los dientes antes de ir a dormir; lo repetimos cada noche de forma casi automática y no nos cuesta nada hacerlo porque ya forma parte de nuestra rutina diaria. Otro hábito puede ser llegar atrasados a todos los compromisos que tenemos; y en este caso también es una actividad que repetimos una y otra vez, y siempre es posible encontrar la forma de lograr llegar atrasados; si vamos a tiempo, nos acordamos inmediatamente que debemos comprar pan, por ejemplo; y luego de hacerlo llegamos como siempre atrasados ¿Te parece familiar?

Ahora bien, debo destacar, en relación a estos dos últimos ejemplos, que cada hábito tiene consecuencias de largo plazo. Si tomamos los ejemplos anteriores, podemos observar que el primer hábito producirá, seguramente, unos dientes limpios y saludables; y en el segundo caso es de esperar, que el hábito de llegar atrasados sólo te traerá un alto grado de tensión porque siempre estarás atrasado en todo lo que hagas (comenzando, quizás, con levantarte atrasado); quizás por eso se creó aquel dicho popular que dice “A quién madruga Dios le ayuda”. A este respecto, yo quiero agregar una frase muy conocida que dice “Si haces lo que siempre has hecho, obtendrás lo que siempre has obtenido”. ¿Me sigues aquí? Si quieres mejores resultados para tu vida, sin importar en qué punto te encuentres, debes desde ahora cambiar aquellos hábitos que no te producen los resultados que TÚ estás buscando. ¿Estás de Acuerdo?

Para cambiar un hábito se necesitan alrededor de treinta repeticiones de dicha actividad, dependiendo del tiempo que hayas mantenido el hábito que estás reemplazando; y digo reemplazando porque si quieres incorporar el hábito de levantarte media hora antes que en la situación anterior, deberás reemplazar el hábito de dormir (o luchar con el despertador) por el hábito de levantarte. Entonces, se puede deducir que la forma de cambiar un hábito que no te agrade, es remplazándolo por uno nuevo. ¿Qué hábitos te gustaría incorporar a tu vida? Por ahora yo quiero sugerirte que incorpores el hábito de estudiar tres horas diarias de lunes a viernes; y el hábito de leer al menos media hora diaria libros con contenidos que estén alineados con aquellas cosas que quieres lograr en tu vida.

¿Cómo incorporar un hábito?

Muy sencillo:

  1. 1. Primero debes comprometerte a hacerlo.
  2. 2. Luego debes escribir en una hoja todos los beneficios que te traerá el nuevo hábito.
  3. 3. A continuación debes pegar esa hoja en un lugar en que la veas todos los días, y leerla todos los días.
  4. 4. Debes ser consciente que los primeros diez días son relativamente sencillos; es a partir de día once, aproximadamente, que debes leer sin falta los beneficios del hábito que te has planteado, hasta llegar al día treinta, en el cual ya no tendrás que forzarte a hacer dicho hábito.
  5. Por último, debes saber que hay tres grados de deseo. El primero es cuando quieres hacer algo, y en la mayoría de los casos se trata sólo de una manifestación verbal sin transcendencia. El segundo tipo corresponde a hecho de tomar la decisión de hacer algo, lo cual casi siempre va acompañado de algunos esfuerzos que duran un plazo no muy extenso. Y el último grado es cuando te comprometes a hacer algo sin importar cuánto te cueste como si tu vida dependiera de ello, es decir, es cuando recorres cada centímetro del camino sin falta, independiente de tu estado de ánimo y sin ninguna excusa; quién se compromete es quién siempre logra lo que quiere ¿Cómo me comprometo? Muy simple, usa tu voluntad…

Espero que estos consejos te sean de utilidad y te invito a que me dejes un comentario sobre este artículo que acabas de leer y me cuentes sobre lo que más te preocupa a la hora de aprender, YO personalmente estaré contestando sus preguntas y comentarios.

Muchas Gracias,

Claudio Ibarrola

D.A. N.I

Acerca de chid27

Ingeniero Civil Industrial con un Gran Interés por las Metodologías de Aprendizaje Eficientes.

»

  1. pato dice:

    increible ,creo que no habia visto de esa perpectiva, muy buen articulo ,me cromprometo a seguir todo al pie de la letra,gracias

  2. pato dice:

    mi mal habito llegar atrasado,,,,

    • chid27 dice:

      Hola pato, el problema con los atrasos radica en que produces tensión innecesaria, lo cual finalmente produce estrés. Llegar a tiempo te hará sentir más tranquilo; mientras más tranquilo mejor concentración, y por lo tanto, mayor rendimiento. Empieza por salir diez minutos antes que lo acostumbrado y gradualmente lo ajustas a tu realidad.

  3. karina dice:

    Hola, es muy interesante tu articulo, excelente. Mi problema es que al comenzar la lectura, si no entiendo me desanimo, y es una excusa para suspender…

    • chid27 dice:

      Hola Karina, debes saber que para que realmente puedas obtener provecho de la lectura de un libro, debes leerlo al menos dos o tres veces (la primera de ellas sin grandes pausas). En normal no comprender algunas partes de lo que lees en la primera lectura, y si te detienes de forma excesiva cada vez que no comprendes algo no es una buena decisión, porque en la mayoría de las ocasiones necesitas seguir avanzando para comprender lo anteriormente leído. Por favor no te desanimes, ni te des excusas a ti misma, porque estarás diciéndole a tu mente que tu no eres capaz de hacerlo, mejor fija una meta pequeña, como por ejemplo, leer la mitad del primer capítulo (o una menor si así lo deseas), y esfuérzate al máximo por cumplirla, porque de esa forma estarás diciéndole a tu mente que tu si eres capaz de lograrlo, y pronto este comportamiento será una parte normal de tu vida. Recuerda que en el futuro, tu vida será el resultado de las decisiones que hoy tomes, así que asegúrate de que sean buenas. Gracias por tu comentario, y te deseo que te vaya excelente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s