En este artículo voy a continuar explicándote tres nuevos aspectos que te ayudarán a memorizar más fácilmente los contenidos que quieras aprender. Tantos estos tres aspectos como los tres explicados en el artículo anterior, debes aplicarlos en cada oportunidad que tengas, hasta integrarlos totalmente a tu manera de aprender. Así, siguiendo lo expuesto en el artículo anterior, ahora voy a continuar con el cuarto aspecto.

El cuarto aspecto se refiere al hecho de que memorizamos mejor lo que percibimos a través de más vías sensoriales. Es decir, si quieres aprender sobre un fruto que desconoces, una guayaba por ejemplo, no basta con que leas al respecto, además debes ver su fotografía, y si puedes tocarlo y probarlo mucho mejor; porque mientras más sentidos utilices en el aprendizaje mejor será su memorización. Otro ejemplo de esto puede ser una clase de geografía de Europa realizada en una gran maqueta representativa del mapa con un gran número de detalles, en la cual puedas efectuar un recorrido con el apoyo de la información del profesor; no hay ninguna duda de que lo que memorizarás, debido a la interacción directa, será muy superior que lo que lograrías con el estudio de un texto solamente.

El quinto aspecto trata sobre el sentido que predomina en ti a la hora de aprender ¿el oído o la vista?, o dicho de otra forma, ¿Qué recuerdas más? ¿Lo que oyes o lo que ves? En el caso que recuerdes mejor lo que oyes, debes privilegiar la lectura en voz alta de los contenidos; y en el caso de que tu sentido predominante sea la vista, debes utilizar esquemas, gráficos, ilustraciones y cualquier medio visual para aprender más fácilmente. Para los dos casos, la combinación de audio y visualización resultará muy eficiente, ya que esto involucra la participación de un mayor número de sentidos, explicado en el aspecto anterior.

Por último, el sexto aspecto corresponde al nivel de comprensión de las relaciones internas del contenido y el grado de complejidad de la información. Es decir, mientras más detalles se entreguen sobre un determinado contenido, estableciendo claramente las interrelaciones que existen entre cada uno de ellos, más fácil resultará su memorización. Esto ocurre por ejemplo cuando te especializas en un tema en particular, como por ejemplo, la astronomía; a medida que vayas aprendiendo nueva información irás relacionándola con la que ya posees hasta lograr ser un experto en ese tema; y esto te resultará más fácil mientras mejor relaciones todos los detalles de ese contenido, llegando a niveles de complejidad muy profundos.

En resumen, y manteniendo la similitud del capítulo anterior, a continuación te recordaré en forma breve cada uno de los aspectos de este artículo.

  1. Mientras más sentidos sean involucrados en el aprendizaje, mejor recordarás lo aprendido.
  2. Define claramente si aprendes mejor con lo que oyes o ves; y utiliza esta información para facilitar la memorización.
  3. Mientras más complejidad e interrelaciones manejes de un contenido, más fácil te será memorizar esos detalles.

Te invito a que me dejes un comentario sobre este artículo que acabas de leer y me cuentes sobre tú principal frustración, a la hora aprender, YO personalmente estaré contestando sus preguntas y comentarios.

Muchas Gracias,

Claudio Ibarrola

Anuncios

Acerca de chid27

Ingeniero Civil Industrial con un Gran Interés por las Metodologías de Aprendizaje Eficientes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s