En este artículo voy a plantearte un tema que no está directamente relacionado con los métodos de aprendizaje, pero que de verdad considero de una importancia vital para que logres mantenerte en la ruta que te permitirá conseguir dedicarte a lo que realmente te haga sentir feliz. Lo que quiero, es hacerte reflexionar sobre cuál es o cuáles son tus talentos con el objeto de ayudarte a encontrar una mayor motivación cuando te sientes a estudiar, porque sabrás en tu corazón que lo que estás haciendo valdrá totalmente todo el esfuerzo que puedas entregar.

Hace unos días estuve observando y escuchando una conferencia de Ken Robinson, quién es un experto en educación; y en esta conferencia planteaba la importancia de que cada persona se diera la posibilidad de descubrir sus talentos, con la idea de que además de ser muy feliz haciendo aquello para lo que tiene habilidades e interés, pueda aportar el máximo de su potencial a la sociedad. Es decir, cuando te dedicas a hacer lo que es más adecuado a tus intereses y habilidades lograrás un mayor grado de desarrollo de esas capacidades, que lo que podría lograr alguna otra persona que se dedique a lo mismo, pero que en realidad no tenga el mismo interés ni las habilidades necesarias.

Actualmente, el sistema educativo no ha logrado cubrir con eficacia todo el espectro de habilidades que los alumnos pueden desarrollar; está orientado a que todos pasen por el mismo proceso sin considerar que quizás, muchos de sus alumnos requieren de otro tipo de formación para lograr desarrollar al máximo sus habilidades. Por lo tanto, cada uno de los alumnos que logran terminar con éxito este proceso, recién está en condiciones de sentarse a analizar qué es lo que continuarán estudiando para desarrollar su vida en torno a esa actividad. Supongamos ahora, que uno de los alumnos de este proceso es Ludwig Van Beethoven, y que actualmente se encuentra en el principio de este proceso de educación; por lo tanto, debe pasar por todo este proceso antes de poder dedicarse a desarrollar esa cierta habilidad “no tan importante en este momento” que detectaron sus profesores por la música. Me imagino que al igual que yo estás pensando: ¡Vaya, qué desperdicio de habilidades! o quizá estás pensando que de seguro algún profesor se dará cuenta de esta habilidad y rápidamente harán que se dedique en un cien por ciento a desarrollarla, en el mejor de los casos; lo cual es posible pero no es seguro. Lo que me gustaría plantear es que todo sería mucho mejor si se diera más importancia a todos los talentos posibles por igual, y no sólo valorar los talentos tradicionales cómo: el talento para las matemáticas, para las ciencias, para la filosofía, etcétera. De hecho en este entorno es fácil que un alumno con habilidades para las matemáticas sea rápidamente elogiado y motivado; en cambio un alumno que tenga habilidades para a la danza se le postergará y se le dirá que no se dedique a eso porque no es algo que le permitirá ganar mucho dinero en el futuro.

El problema radica en que no todas las habilidades se encuentras tan cerca de la superficie como es el caso de Albert Einstein o Ludwig Van Beethoven; debes esforzarte por crear las circunstancias que te permitan dedicarte a aquello que sientes en tu corazón que puede ser lo tuyo. Debes poner mucha atención a aquellas cosas y lugares que te producen una sensación de mucho agrado porque es muy posible que estés muy cerca de encontrar tu habilidad. Por ejemplo, supongamos que a los 6 años de edad tuviste la oportunidad de conocer un conservatorio de música, y te sentiste cómo si estuvieras en Disneylandia e inmediatamente pensaste que te gustaría probar tocar algún instrumento o hacer algo que tenga relación con eso, porque te gustó esa sensación. Pero recuerda, no todas las habilidades se encuentran en la superficie, algunas se encuentran en la profundidad y es necesario que te esfuerces por lograr encontrarlas. Tal vez, seas un potencial campeón de Golf, pero cuando tuviste la oportunidad de jugarlo perseveraste en tu entusiasmo por uno o dos meses y al no sentir que lograste resultados sobresalientes, decidiste que el Golf no era lo tuyo y continuaste con otra actividad. No siempre las circunstancias estás a favor de que descubras tu habilidad, por lo que de verdad debes esforzarte al máximo por desarrollar aquella habilidad que sientes que es aquello para lo que tienes talento. Los talentos deben ser desarrollados para conseguir sacar su máximo potencial, debes dedicarte con todo lo que tengas a lo que consideras de tu agrado, no olvides que todas las habilidades necesitan ser desarrolladas para poder ver buenos resultados. HASTA LAS GRANDES HABILIDADES REQUIEREN DE UN TENAZ ESFUERZO PARA LOGRAR DESARROLLARSE AL MÁXIMO POSIBLE, NO CAIGAS EN EL ERROR DE CREER QUE ALGUIEN QUE TUVO ÉXITO EN AQUELLO PARA LO CUAL TIENE TALENTO NO SE ESFORZÓ POR LOGRAR ESE RESULTADO. Esto no significa que lo conocimientos entregados en el proceso educativo normal no sean de utilidad, muy por el contrario sirven mucho y son muy necesarios para lograr insertarse en la sociedad; pero yo creo que les falta flexibilidad.

Te invito a que me dejes un comentario sobre este artículo que acabas de leer y me cuentes sobre tú principal frustración, a la hora aprender, YO personalmente estaré contestando sus preguntas y comentarios.

Muchas Gracias,

Claudio Ibarrola

Anuncios

Acerca de chid27

Ingeniero Civil Industrial con un Gran Interés por las Metodologías de Aprendizaje Eficientes.

»

  1. josue Guardado dice:

    me frustra mi falta de concentracion y la dispersion de mi mente

  2. Kiki dice:

    ¡Uy, Claudio!!!!! ¡Creo que esto a lo que apuntas es super importante! En especial acerca de que “cada persona se diera la posibilidad de descubrir sus talentos, con la idea de que además de ser muy feliz haciendo aquello para lo que tiene habilidades e interés, pueda aportar el máximo de su potencial a la sociedad”.

    Soy abogada. Y en mi profesión he visto muchas personas a las que se les considera “fracasados”, “ociosos” y cosas por el estilo. Pero sin duda, estas personas simplemente están en el lugar equivocado, y tienen muchísimo talento desperdiciado, porque en su momento no fueron capaces o no recibieron la orientación adecuada para desarrollarlo.

    Esta es una profesión en la que las personas aspiran a profesionalizarse para ganar un buen dinero, pero muchas de ellas ni siquiera se cuestionan el hecho de que van a dedicarse a algo que no les apasiona POR EL RESTO DE SUS VIDAS!!!

    Y obviamente, el hecho de dedicarse a la “profesión equivocada” no sólo repercute en la mala imagen que llegan a formarse con sus colegas, sino también en lo poco que aportan a la sociedad en general.

    • chid27 dice:

      Así es Kiki, todos tenemos la oportunidad de encontrar aquello para lo cual tenemos más talento; pero es un hecho que siempre prima la necesidad de ganar dinero en el comienzo. Por esta razón, creo en una educación básica con una asesoría personalizada entregada por psicólogos y orientadores puede ayudar a cada alumno a encontrar aquello para lo cual puede desarrollar su máximo potencial, antes de que ingrese a la educación secundaria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s