razonamientoCuando estás aprendiendo algo nuevo, debes concentrarte primero en comprender las relaciones existentes entre todos los elementos del nuevo contenido que estás estudiando; y segundo, las relaciones existentes entre estos nuevos elementos y los elementos de los conocimientos que ya posees. Es decir, debes ir relacionando de forma gradual los nuevos contenidos con los antiguos contenidos que se encuentran en tu mente. Si lo analizas un momento, creo que estarás de acuerdo conmigo en este punto.

Entonces, para encontrar las relaciones existentes entre todos los elementos en estudio, debes emplear el razonamiento, que no es otra cosa que pensar ordenando ideas y conceptos para llegar a una conclusión.

¿Por qué es recomendable utilizar el razonamiento para aprender?

El objetivo final del aprendizaje de nuevos conocimientos es aplicarlos de maneras que permitan mejorar la calidad de vida de quien los estudia y de los demás, en la medida de lo posible. Saber algo equivale a poder solucionar problemas relacionados con esos conocimientos.

En este sentido, el razonamiento permite que lo aprendido sea más fácil de llevar a la práctica en distintas situaciones; porque se trata de un conocimiento más profundo.

En otras palabras, supongamos que necesitas aprender a manejar, y para esto tomas un curso en una institución que se dedica a impartir estos conocimientos. Al tomar un curso de este tipo, lo habitual es que te enseñen a manejar el vehículo a través de las repeticiones de ciertas acciones que no necesariamente estarán complementadas con un razonamiento profundo de los elementos que entran en juego. De esta forma, aprenderás que para parar el automóvil debes presionar el pedal de freno de forma lo más suave posible, y aplicando una fuerza proporcional a la velocidad que llevas antes de comenzar a frenar. Todo esto está muy bien, y seguramente, aprenderás los demás elementos que debes conocer para conducir, utilizando la misma metodología.

Pero, el problema con la anterior forma de aprender, es que le falta conocer en profundidad cual es la lógica detrás de cada uno de los elementos que entran en juego a la hora de frenar; lo cual podría hacer la diferencia al momento de enfrentar una emergencia de frenado. No quiero hacer muy compleja la explicación de este ejemplo, pero aún así, te puedo contar por ejemplo, que cuando frenas la eficiencia del frenado depende de la fuerza de roce que exista entre los neumáticos y la superficie sobre la cual se encuentran; de esta manera, cuando se encuentran sobre asfalto frenarás en menos distancia que cuando se encuentran sobre un camino de tierra. De igual forma, puedo contarte que cuando durante el frenado aplicaste una fuerte presión sobre el pedal de freno, y esto provocó que las ruedas delanteras dejarán de rodar y comenzarán a resbalar, no importa hacia donde dirijas el volante, pues una vez que las ruedas empiezan a resbalar la fuerza de roce es mínima e insuficiente para redirigir el automóvil, y en este caso la única manera de recuperar la dirección es aflojar la fuerza sobre el pedal de freno lo suficiente para que las ruedas delanteras comiencen a rodar de nuevo con lo cual recuperarás nuevamente el control. No te asustes con este ejemplo, es sólo para mostrarte la utilidad de aprender utilizando un razonamiento más profundo.

En resumen, lo que quiero decirte es que siempre te esfuerces por razonar lo máximo posible todos los conocimientos que adquieras para que puedas hacer uso de ellos cuando lo requieras, y además, el relacionar la práctica con la teoría producirá que aumentes las asociaciones entre los nuevos y antiguos conocimientos, y esto hará que sea más fácil memorizarlos y recordarlos cuando los necesites. Y lo más importante, serás un mejor profesional en el futuro.

Espero que este artículo te sea de ayuda; déjame un comentario si te pareció interesante o útil.

Muchas Gracias,

Claudio Ibarrola

About these ads

Acerca de chid27

Ingeniero Civil Industrial con un Gran Interés por las Metodologías de Aprendizaje Eficientes.

»

  1. pamela dice:

    Hola, excelente el blog,

    Las matemáticas siempre han sido mi talón de aquiles, me cuesta mucho entenderlas, álgebra, funciones logaritmos, etc…y hoy en día es la gran debilidad en la escuelas de Chile. Agradecería alguna estrategia o método.

    Saludos a todos, muy buena la página.

    • chid27 dice:

      Hola Pamela, el único secreto para dominar las matemáticas es práctica…práctica…práctica. Finalmente llegará un momento en que tú nivel de dominio te permitirá estudiar los temas nuevos con mucho mayor rapidez que antes de tener una buena base.

      Se acostumbra mucho a estudiar con el objeto de retener lo aprendido hasta la hora de rendir el examen, y después de eso ya no importa tanto lo aprendido. Aprender significa ser capaz de ahondar en los conocimientos adquiridos e incorporarlos a la vida cotidiana, y seguir adquiriendo más conocimientos relacionados sobre ese tema aprendido hasta el nivel que desees…significa crecer. Por esto las personas no gustan de las matemáticas, pues siempre necesitarán lo aprendido anteriormente para comprender lo nuevo. Yo recomiendo comenzar a estudiar y hacer ejercicios prácticos de los temas débiles hasta que dejen de serlo, para que vayas adquiriendo confianza, y sin importar si el tema es de tus primeros cursos de primaria; después de todo a medida que se va subiendo de grado también se va subiendo en la forma de aprender; eso sí, no está demás aprender a estudiar un poco mejor. Gracias por tu comentario.

      PD.: Aprender nuevas cosas no es una obligación…es un beneficio para el futuro de quién adquiere los conocimientos; después de todo el mundo es para las personas del tamaño de los conocimientos que posee.

  2. Ana María dice:

    Si las personas en general, utilizáramos el razonamiento a la hora de aprender cualquier cosa, no sólo seríamos mejores estudiantes y profesionales, sino que el mundo sería un lugar mejor :)

    El ejemplo que usas, del frenado, demuestra que 1) todos aprendemos algo alguna vez en la vida, aunque no sea a través de una educación formal 2) Aun los aprendizajes menos formales tienen trascendencia en lo cotidiano y 3) El razonamiento podría convertirnos, incluso, en ciudadanos mejor preparados para la convivencia pacífica.

    La sociedad actual está llena de personas que hacen cosas de forma repetitiva, sin detenerse a entender cómo funciona o para qué sirve lo que hacen, y por ello, al no cuestionarse y no compreder, cometen repetidamente errores y caen en desaciertos.

    Ojalá se lograra enseñar este tipo de ideas a las personas más jóvenes, para que lleven adelante en su vida una actitud más participativa y crítica en su aprendizaje.

  3. Amelia Rguez dice:

    Buena la enseñanza, quiero profundizar el analisis en el razonamiento, gracias

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s